miércoles, 4 de abril de 2012

SOCIOS DE LOS GATOS: SELIM I EL EXCELSO

Selim I: ¿El Excelente o el Adusto?

Uno de los sultanes que siempre he admirado en la línea de Osman ha sido Selim I, llamado El Excelente por los turcos y el Adusto por historiadores que lo encuentran que fue bastante pesadito. Sin embargo, este fue además el papá de esa increíble joya humana que fue Solimán el Magnífico. Noveno soberano en la sucesión otomana, Selim vino al mundo en Amasya un 10 de octubre de 1470, hijo del sultán Bayaceto II el Poeta, quien como gobernante era bastante pusilánime.

Hermoso, con unos ojos grises magnéticos y pelo muy oscuro, no estab destinado para gobernar ya que su hermano mayor Mustafá le precedía, por no mencionar al fofo Ahmed y al intelectual Korkut, todos mayores que él. Fue educado en privado, ya que su mamá tenía miedo que lo envenenaran, a como sucedió con Mustafá.Los mejores tutores fueron buscados, pero al inicio Selim era un chico problema ya que presentaba dislexia y era hiperactivo. Pronto le encontraron solución a este clavo y Selim se hizo adicto a la astronomía, la historia y los idiomas, llegando a dominar además del turco, el persa, griego y un poco de francés.
El 27 de marzo de 1512 pasó a ser heredero en potencia a pesar de la existencia de Ahmed y Korkut. Poco después, Selim hizo deponer a su blandengue y atolondrado papi en abril de 1512 y se tomó muy en serio las leyes dictadas por su abuelo Mehmet II el Conquistador en cuanto a quitarse de encima a los hermanos. Aunque Selim jamás hubiera querido eliminar a su hermano mayor Korkut, con quien le unía una tierna amistad y a quien Selim admiraba porque era poeta, músico y filósofo, uno de sus grandes traumas sería encontrar el cadáver de Korkut, quien tomó veneno por iniciativa propia para evitarle líos a Selim.

Selim lloró en privado a su hermano Korkut (por cierto el autor de la música del hit “Ojos Así” que  Shakira plagió) pero no se detuvo para apartar de su camino al trono al gordinflón Ahmed, quien a estas alturas era un hipopótamo ataviado que solo se dedicaba a la pederastia.El 24 de abril de 1512 Selim por fin se adjudicó la espada de Ayub mientras los derviches danzaban en su honor, aunque al inicio estos monjes giratorios habían dudado en cuanto a ungir a un nuevo sultán estando el anterior vivo. Poco después, Bayaceto II murió. Selim, quien al inicio de su reinado fue llamado El Justo, prono fue apodado el Adusto pues poco sonreía y tomaba medidas drásticas. Ya le comenzaba a molestar una úlcera estomacal que se convertiría en cáncer al llevarlo a la tumba. Selim como guerrero y conquistador sería temible.



Conquistó Erzerum, Kars, Mosul, Kurditán, Trípoli, Damasco y Abisinia. Tras conquistar el Cairo en 1516 asumió el título de comandante de los fieles, sucesor del Profeta Mahoma y Señor del Universo. Era drástico en sus decisiones, no odiaba las masacres y cambió tantas veces de gran visir(enviándolos a decapitar) que una maldición popular era desearle al enemigo “ojalá seas gran visir de Selim!” En su vida privada, Selim fue un tigre en la cama hasta que sus dolencias estomacales le causaron el horrible efecto secundario de verse impotente. Primero tuvo como favorita a Aisha, quien era laHija predilecta del Khan de Crimea, pero la relación se enfrió cuando Selim adquirió a Aisha Hafise, quien algunos afirman era una pelirroja de origen escocés y otros dicen que era hija de Abdul Muin. Lo cierto es que Selim tuvo de la segunda favorita a nada menos que Solimán el Magnífico, además de varias princesas. Al morir Selim, sería Aisha Hafise quien se convirtiera en Sultana Valideh(madre del sultán y por ende reina) al heredar el trono otomano su hijo Solimán.

Selim moriría en medio de grandes dolores en Corfu, un 22 de septiembre de 1520. Aisha Hafise le sobreviviría por muchos años, muriendo el 19 de marzo de 1534 en Constantinopla tras haber sido una buena guía del fabuloso Solimán.Selim era excelente orfebre, buen jardinero y se sentía fascinado por la astronomía. Gustaba de la música y compuso algunas canciones en su juventud. Era amante de los ricos ropajes y siempre andaba bien trajeado. Profesaba una pasión insaciable por los caballos, y su favorito fue un enorme garañón llamado Viento del Diablo. Aunque era capaz de mucha crueldad hacia los servidores públicos a quienes hallaba robando, en privado era un tierno padre con preferencia por sus hijas-ya que con Solimán siempre fue un poco más distante-y muy indulgente con sus mascotas, particularmente con Zita, una glotona gata de angora de ojos amarillos que lo seguía hasta cuando iba al retrete.

Selim era excelente cocinero y le resentía tener que abstenerse a la hora que la buena mesa era servida, y le dio abundante guerra a sus doctores al pecar con manjares que le estaban prohibidos debido a su úlcera. Creía que estar enfermo era signo de debilidad, y quizás fue su soberbia lo que lo llevó a la muerte, pues se negaba a medicarse.Selim Yavuz , forjador de la expansión otomana y del incomparable Solimán el Magnífico, ha sido juzgado muy severamente por algunos historiadores. Sin embargo, alguien tan incorruptible y virtuoso en cuanto a la administración del erario, sería una gran bendición tenerlo acá en Nicaragua!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada