miércoles, 4 de abril de 2012

SOCIOS DE LOS GATOS: SALVADOR DALI

Salvador Dali El Granuja más genial del mundo 

Cuando cayó en mis manos un libro con abundantes cuadros del español Salvador Dalí, me dije que por fin había alguien más loco que yo. Tenía 8 años de edad y ya Dalí era un ícono del cual se hablaba cualquier cosa, y estaba bastante avejentado. Pero al final del libro había una foto suya de cuando estaba el pintor estaba joven, y al verla, las hormonas que aún no tenía activadas me amenazaron para el futuro. Qué monumento de hombre! Posteriormente, al saber sobre sus amores con el bardo y dramaturgo Federico García Lorca-a quien hizo sufrir tanto que el  autor puso océano de por medio yéndose a los Estados Unidos por un tiempo-le di toda la razón a Gala, Lorca y todos aquellos que se desquiciaron por él.

Salvador Dalí, al venir al mundo en octubre de 1904 como el hijo de un notario de alto tufo en Figuera, estaba destinado a ser el más grande de los pintores surrealistas. Bautizado como Salvador Felipe Jacinto Dalí, recibió sus primeras lecciones de dibujo a los 10 años de edad, siendo el más conocido de sus tutores Ramón Pichot. Dado que el padre de Dalí tenía algo de platita guardada, en 1923 papi le compró la primera imprenta a su excéntrico hijo. Dalí comenzó a estudiar arte en la Real Academia de Madrid, de donde fue expulsado dos veces. Jamás hizo los exámenes finales. 1928 lo encuentra en París, donde conoció a sus compatriotas Pablo Ruiz Picasso y Joan Miró. Siempre egocéntrico y consciente que tenía carisma de sobra, se autonombró líder de un grupo de pintores que gravitaban hacia la figura de André Breton(con quien posteriormente tendría abundantes reyertas porque el francés lo llamó fascista, ególatra y mercantilista).Ya para 1929 Dalí había encontrado su estilo propio. Sería el vocero de los sueños, de las nubes coloridas de nuestros subconscientes. Leyendo las teorías del judío Segismundo Freud, Dalí comenzó a pintar sobre su mundo interior.

Dalí, de quien se dice que perdió la castidad no con una prostituta sino que con otro mancebo cuando tenía once años, habría de encontrar la horma de su zapato en un rusita muy desinhibida llamada Gala. No fue problema alguno que la rusa ya estuviera casada con el bardo galo Paul Eluard y que fuera mayor 10 años que Dalí. Gala resultó ser una ganga para el  y modelo por excelencia. La rusita logró llegar a ser un factor estabilizante en la agitada vida de Dalí, y ella logró promover su obra en la década de los 30 en Estados Unidos y Europa. Aunque al inicio Dalí la tuvo como concubina, tras el divorcio de Gala en 1932 mediante el cual Eluard perdió a su alborotada esposa, los amantes amarraron el lazo nupcial en 1934. Tuvieron que esperar para atar el lazo eclesiástico hasta en 1958, después que en 1952 el ex marido de Gala tuvo el oportuno tino de morirse. Desde 1965, ya estando Gala algo cholenca, Dalí comenzó a darle quehacer andando de viejo verde, pero Gala fielmente siguió manejando sus negocios.Para 1933, Dalí visitó Estados Unidos, convirtiéndose en la comidilla de Nueva York.Al año siguiente Dalí le pidió prestado 500 dólares a Pablo Picasso y regresó a Estados Unidos. Capeando los horrores de la II Guerra Mundial, Dalí escogió en 1940 a estados Unidos para establecer residencia. Entre ruidosas exposiciones, Dalí solía ataviarse de payaso surrealista para acaparar más dinero, y su ex amigo André Bretón lo apodó Avida Dollar. Hizo retratos de varios notables de la sociedad capitalista norteamericana, y diseñó joyas y ropa además de incursionar en el cine con nada menos que Alfred Hitchcock.

En 1948 Dalí y su Gala regresaron a Europa, pasando su mayor tiempo en Ligat (España)o en París. Se interesó en ciencia, religión e historia, dejando que estos temas ejercieran fuertes influencias sobre su temática en sus cuadros y esculturas. A este período se le atribuyen manejos fraudulentos de sus mismas obras, las cuales al parecer reproducía en serio para tener ventas inmediatas. En una ocasión estafó a unos nobles húngaros residentes en París y solo la intervención de varias damas linajudas evitó que Dalí fuera llevado tras las rejas. En otra ocasión, sus manejos granujientos causaron bochorno a la realeza española.

 Dalí es el único artista quien en vida tuvo dos museos dedicados a él. Uno fue hecho originalmente en Ohio, y en 1982 pasó a San Petersburgo, Florida(EEUU) por el coleccionista Reynolds Morse y su esposa Leonor, en 1971, y el otro se armó en Figueres, España y se llamó Museo-Teatro Dalí. Este estuvo abierto al público desde 1974. En 1980, una apoplejía le causó tantos trastornos motores al pintor que tuvo que retirarse de la vida pública. Ya no podía pintar. La muerte de Gala en 1982 lo terminó de amocepar. Tras el deceso de su esposa se mudó a Pubol, un castillo, el cual él había comprado y decorado para Gala. En 1984 casi muere asado en su cama cuando un fuego súbito arrasó el sitio.

Sufrió quemaduras, y dos años luego le colocaron un marcapaso en el corazón. Dalí luego pasó a vivir en la torre de su museo, donde la muerte lo encontró un 23 de enero de 1989, muriendo de un ataque al corazón.Dalí pasa a la historia como uno de los genios más originales de todos los tiempos, pero nunca falta quien eche un pelo en la sopa de su reputación. Era un bisexual consumado que rompió muchos corazones, y de su primer período en París se le acusa hasta de haber sido gigoló. Cuando llegó a manos de Gala, ya era lo que llamamos un tremendo gallo jugado. En su vejez, tuvo verdes romances con efebos y chicas apenas núbiles.


Por obtener dinero, hacía cualquier cosa, incluso cometer autoplagio. Esto enturbió enormemente su reputación, la cual comenzó a padecer desde que lo tildaron de loco por sus pinturas y esculturas. Sin embargo, este fauno de las artes plásticas dejó una profunda huella en el arte contemporáneo y los corazones de todos los que le conocieron, ya que además de ser un artista sin igual, en su juventud fue toda una obra de arte andando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada